Nuestras líneas de electrosoldadura de última tecnología totalmente automatizadas, garantizan una gran capacidad productiva, facilitando unas entregas muy rápidas y con una excelente calidad del producto.

Todo el proceso productivo, desde la primera hasta la última operación, está informatizado y automatizado sin dejar ningún margen de error y minimizando al máximo los posibles fallos que pudieran producirse.

La constante inversión en la automatización y modernización de la maquinaria, así como una sólida y continuada formación a los trabajadores, nos permite adaptarnos rápidamente a los diferentes modelos de malla electrosoldada existentes en los países en los que actualmente estamos presentes.

Asimismo, gracias al afán por mejorar, Tecnomallas sigue invirtiendo continuamente en nuevas tecnologías y en I+D con el fin de agilizar y mejorar el sistema productivo y de ampliar nuestro catálogo con nuevos productos.